Porque es fácil

B9zj94tIIAAnV7d.jpg

Hay un fenómeno social que me interesa muchísimo y la verdad que no sabia bien por donde empezar a desenmarañarlo. Existe una situación muy interesante que se da en estas épocas donde el feminismo existe con una fuerte llegada social y no como existía previamente en una mesita de la UBA o un suplemento de Página 12 que nadie leia. 

Personas que si uno les pregunta: “¿vos sos feminista?”, contestan que no, que odian a las feministas, que no son ni machistas ni feministas, que son “igualistas” o alguna palabra del estilo. Sin embargo, a la hora de argumentar temas como violencia de género, divorcio, acoso laboral, acoso callejero e incluso aborto tienen exactamente las mismas opiniones que la feminista más radical de la Argentina.

De vuelta, no voy a intentar desenredar esta cuestión solo en este posteo y mínimo uno más le dedicaré, pero tengo una pregunta en particular en la cabeza.

¿Cuándo fue la primera vez que escuché narrativa feminista disfrazada de “sentido común” en la boca de una persona que no se consideraba a sí misma feminista? 

No hablo de programas de televisión, ni libros, ni pañuelos verdes, ni marchas, ni nada. Así que no cuentan ni Un novio para mi mujer, ni Casados con Hijos, ni Maria Elena Walsh. Hablo de un familiar, amigo, compañero de trabajo que reproduce el cuentito feminista en plan “¡pero si esto es obvio!”. 

Después de hacer memoria me vino a la cabeza esa pregunta que vengo escuchando hace +10 años y que leí en cadena de mails, en facebook, en twitter, preguntada en asados, juntadas, bares. 

¿Por qué si un hombre se garcha muchas mujeres es un ganador y está bien visto pero si una mujer se garcha muchos hombres es una puta y eso está mal visto? 

Una y otra y otra vez

Es una pregunta que está mal parida porque tiene como punto de partida la idea que los hombres y las mujeres somos iguales, vivimos las mismas experiencia y por lo tanto debemos ser juzgados con la misma vara. Cosa que (espero que no se sorprendan con lo que les voy a decir) yo no comparto para nada. Yo creo que los hombres y las mujeres somos distintos, que sentimos distinto, que nos comunicamos distinto y que entendemos el mundo de distinta manera. Creo que estamos mejor juntos que separados, pero que somos distintos al fin y al cabo. 

De vuelta, recordando todas las conversaciones en las que escuché alguna variante de esta pregunta siendo planteada me rescaté que casi nunca escuché una respuesta satisfactoria. Casi siempre había personas que no estaban de acuerdo pero se tropezaban con argumentos flacos para terminar agachando la cabeza y diciendo “no, está mal, tenés razón” a quien sea que planteaba la pregunta.

Así que voy a dar acá la respuesta que doy en la vida real, con la esperanza que otros la lean y la hagan propia.

 

Porque es fácil

Una mujer que se garcha muchos hombres está mal vista porque ser mujer y garcharse muchos hombres es fácil. No tiene nada que ver con una opresión patriarcal, ni moral religiosa, ni nada. Tiene que ver con que, sin importar de que estemos hablando, hacer lo más fácil está siempre mal visto. Cagar en la calle está mal visto. Pagar el mínimo de la tarjeta porque hiciste viajes que no podías pagar está mal visto. Estafar jubiladas esta mal visto. Engordar 50 kilos porque no podés dejar de comer chocolinas está mal visto. Cruzar en rojo está mal visto. 

Todas estas situaciones hipotéticas tienen algo en común: son siempre la salida fácil ante una alternativa que presenta dificultades o es engorrosa o requiere esfuerzo. 

Esperar a que el semáforo cambie a verde si estás apurado es difícil, aguantarse si estás a media hora de llegar a tu casa es difícil, ir a trabajar y no robarle a una señora que va por la calle con una cartera llena de dólares es difícil. Comer ensalada e ir al gimnasio todos los días es difícil y ahorrar para comprar las cosas que nos gustan en vez de jugar al juego de la oca con tarjetas de crédito es difícil. 

De la misma manera, ser hombre y tener sexo con muchas mujeres es difícil. Es algo que todos (o por lo menos la mayoría de) los hombres quisieran hacer y no pueden. Requiere talento, esfuerzo, carisma, inteligencia o directamente ganar la lotería genética. De cualquier manera, es algo que no está al alcance de todos.

Hace mucho tengo este gráfico en borradores y creo que este es un buen posteo para compartirlo con ustedes. 

XPFYOPZ.png

Este gráfico representa data conseguida por OkCupid, un sitio de citas, en sus primeras encuestas que hacían entre sus usuarios. El gráfico rosa representa como los hombres califican a las mujeres. Como vemos es una distribución bastante equitativa: el 22% fueron consideradas en el espectro de “menos atractivas”, el 21% como “más atractivas” y el restante 57% oscila en la media. 

El gráfico celeste cuenta una historia muy distinta. La distribución de como las mujeres califican a los hombres muestra que ellas consideraron a 58% de los hombres en el espectro de “menos atractivos” y solamente a un 2% como “más atractivos”. Es una distribución salvajemente desequilibrada. Haciendo un quiebre al medio de esta distribución y partiendo la barra de 12% en dos, el gráfico escupe una verdad muy cruda: el 87% de los hombres fueron calificados como “no atractivos” o, dicho de otra manera, en una distribución de 0 a 10 el 87% no pasa el 5.5

Existen también recopilaciones de data de Tinder donde muestra la cantidad de matches según una mujer cualquiera vs un hombre cualquiera donde se consiguen datos que están mas cerca de replicar los expuestos por OkCupid que desmentirlos. 

Una mujer, sin importar lo vieja, gorda, fea, aburrida o desagradable que sea, puede hacerse un perfil de Tinder y ver como le llueven las ofertas de a cientos. Un hombre en sus mismas condiciones tiene que hacer malabares para encontrar motivos para no tirarse a las vías del tren. 

Ser fácil es fácil. Ser un semental es difícil.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s