Si yo fuera Maradona

De vez en cuando me gusta internarme de lleno en distintos mundos. En el último año me perdí bastante en lo que es el proceso de seducción e influencia sobre otras personas. Ya sea en marketing, venta en caliente, relaciones intergénero, cursos de venta, libros de autoayuda, lo que sea. Un concepto que encontré repetido varias veces es la idea de “polarizar”. Básicamente, no dejar una sola persona en el mercado con opiniones neutras sobre lo que estamos tratando de vender.

Escuché esa idea de la boca de vendedores de autos de concesionaria con décadas de experiencia decir “si el cliente no se va de acá comprando un auto que se vaya con la idea que todas las concesionarias son una mierda, así no compra en ningún otro lado”. Quizás de forma menos tajante el libro Models de Mark Manson plantea que para un hombre cualquiera un % bajo de mujeres se va a sentir atraída con solo verlo, un % bajo va a sentir rechazo con solo verlo y la mayoría va a tener opiniones neutras sobre él, por lo que Manson considera su trabajo es “polarizarlas” para un lado o para otro.

No creo que haya persona en la historia de la Argentina que polarice más fuerte que Maradona. Tengo casi treinta años y hasta ahora no me encontré a nadie que diga “¿qué opino de Maradona? ni fu ni fa la verdad”. Nadie. Cero.

Como se habrán rescatado, mi idea en este blog es hablar de las relaciones intergénero y la modificación del orden social de las últimas décadas en Argentina. En cuanto a estos temas Maradona es el mejor ejemplo que encontré para desarrollar dos cuestiones.

Por un lado, lo que es la experiencia sexual del lado de los hombres que experimentan la vida desde el lado de la atracción femenina constante. Los muchachos del 15%. Ya sea por genètica, status o recursos. No importa. Siempre hubo alguna mujer que se quiso coger a Maradona.

Por el otro, el monopolio total que tienen las mujeres sobre la decisión de qué hombre tiene hijos y qué hombre no. Voy a empezar con esto.

Quién tiene hijos

No sé si la mayoría, pero muchos hombres no tienen hijos. Es mucho más fácil encontrar hombres que llegan a los cincuenta años sin hijos que mujeres que llegan a los cincuenta años sin hijos. Podría googlear data que confirme lo que estoy diciendo pero, aunque no le huyo a los libros, siempre me gustó arrancarle conocimiento a la realidad usando mi propia experiencia.

Volviendo al tema, a muchos de esos hombres que no tienen les hubiese gustado tener, o eso es lo que dicen cuando les pregunto, por lo menos. Por lo tanto, la decisión de qué hombre tiene hijos y qué hombre no queda en manos de las mujeres. Incluso los que terminan teniendo hijos lo hacen casi siempre de la misma manera.

Lo que voy a decir es desagradable pero no por eso menos cierto.

El grueso de los hombres que tienen hijos los tienen porque un día su novia-mujer-pareja-minaconlaqueestabagarchando fue y les dijo “estoy embarazada y es tuyo” y ellos aceptaron eso sin más. Sin ADN ni nada. Confiaron en la palabra de la mujer en cuestión y pusieron el apellido en el certificado de nacimiento. Las dudas sobre sí realmente es de ellos o no el hijo en cuestión se van disipando o empeorando a medida que el crío en cuestión crece y se va pareciendo (o no) a ellos.

A lo que voy es que la mayoría de los hombres no elige tener o no tener hijos. Es una decisión que las mujeres toman por ellos.

Una sociedad que prioriza el interés reproductivo de las mujeres no se puede permitir que los hombres impongan requisitos o tengan filtros para elegir a la madre de sus hijos. Existe como una apuesta muy riesgosa para una mujer hacer la inversión necesaria de tiempo y energía el tener un hijo de un hombre al que no considera digno, por lo que el orden social debe asegurarse implementar el condicionamiento necesario para que ese filtro sea otorgado exclusivamente a las mujeres.

Hay un fenómeno interesante que se da en las personas divorciadas que conozco que tuvieron hijos con sus ex parejas. Los hombres, al hablar de sus ex mujeres, suelen decir algo de este estilo:

Puede que yo no quiera seguir estando con ella, pero eso no quiere decir que le deseo un mal, a fin de cuentas es la madre de mi hijo y somos un equipo a la hora de criarlo

Por otro lado, cuando me tocó escuchar mujeres hablar de sus ex maridos con los que tuvieron hijos, el speech se inclina más por el lado de…

Lo odio. Que se muera el hijo de puta ese.

¿Por qué? Porque se sienten estafadas, engañadas, se sienten unas boludas porque hicieron la inversión de gestar, parir, nutrir y críar el hijo de un hombre que, a su propio juicio, las engañó y no cumplía para nada con sus requisitos.

Y sí, vale la aclaración, el aborto es exactamente eso. El aborto es una mujer eligiendo matar el bebé que lleva dentro de su cuerpo porque, a su propio filtro, el que considera es el padre no cumple con los requisitos necesarios como para dar a luz a su descendencia. No vale el esfuerzo, no vale la pena, así que se interrumpe el trámite con un blister de Misoprostol y a otra cosa.

¿Qué tiene que ver todo esto con Maradona?

Maradona eligió que hijos tener. Eligió donde poner el apellido. Eligió que mujer era digna de ser madre de sus hijos y qué mujer no. Sus hijas son Dalma y Gianinna, su mamá es Claudia Villafañe. El resto no existe. Sí, le podrán hacer el ADN, imponer transferencia de recursos por orden judicial, le dejaran a los hijos usar su apellido, lo que sea. Pero el no los considera sus hijos, o por lo menos no al mismo nivel que a las que lleva tatuadas en los brazos y eso es lo que me interesa.

Ahora, ¿se rescataron que los que reclaman paternidad suelen ser sus hijos y no las madres en cuestión?

Hacen fila

En el 2007 Wanda Nara salió en programas de chimentos porque el rumor era que Maradona se la había garchado. En una de esas entrevistas ella dijo que era virgen. Para cuando todo el país se dejó de reír, ella ya era esposa de Maxi Lopez.

No sé cual es la experiencia de las personas que leen lo que escribo, quizás somos seres humanos muy distintos con objetivos y valores dispares. Pero a mí no se me ocurre mayor logro para un hombre que hacer famosa a una mujer solo porque tuvo sexo con vos.

Que tu pija exista como norma ISO de calidad con respecto a una mujer para con otros seres humanos a tal punto que puede ser famosa, empresaria, conductora de televisión y todo gracias a que vos te la garchaste. Perdonen, para mi no existe mayor logro que ese. Por lo menos en ese aspecto. Sí, si, supongo que curar el cáncer o inventar el bypass son mayores logros a nivel médico pero en cuanto a potencial reproductivo/relaciones intergénero no hay con que darle.

Y eso es lo que representa Maradona en ese aspecto. Y eso es lo que muchas mujeres argentinas, cubanas y napolitanas entendieron.

Las mujeres prefieren compartir un hombre que consideran valioso a estar clavadas con el que consideran un tipo más. La monogamia como institución patriarcal beneficiaba principalmente al hombre común. Una vez muerto el patriarcado empezamos a ver alternativas impulsadas desde los medios de comunicación como el poliamor.

No solo eso, sino que la liberación del deseo femenino presenta una alternativa a las formas en las que los hombres experimentan la infidelidad. La mayoría concibe a los cuernos como algo que le ponen a su pareja o su pareja les pone a ellos. Pero existe un % bajo de hombres, como Maradona, que experimentan la infidelidad principalemente desde el punto en que una mujer casada o con pareja formal es infiel con ellos.

La figura de “la otra” en el patriarcado era un puesto menor en comparación con el de “la esposa” ya que concebía que el hombre en cuestión está dispuesto a tener sexo con una mujer en cuestión y darle hijos pero no el apellido, un anillo, la formalidad. De esta manera se la planteaba como una mujer siempre insatisfecha con la realidad que vivía ya que le encantaría que el hombre deje a su mujer y se vaya con ella.

En cambio, la figura de “el otro” que empieza a surgir en estas épocas tiene diferentes connotaciones. Principalmente, la idea que una mujer rompe reglas para estar con un hombre y solo reclama de él intimidad sexual es una idea completamente ajena para la mayoria de los hombres que conciben primero debe hacerse una inversión en forma de salidas, piropos, tragos, lo que sea para llegar a ponerla.

Originalmente que hombres tenían cientos de hijos en el pasado se solía asociar a que no se tenía en cuenta la figura de deseo de la mujer, ni del consentimiento. Entonces cuando escuchamos que hombres como Julio Argentino Roca o Gengis Kan tuvieron cientos o miles de hijos asumimos que la falta de recursos, opciones y la capacidad de decir que no por parte de las mujeres tenía mucho que ver con eso.

La figura de hombres como Maradona representa algo muy crudo entonces, que me parece digno de repetir y cerrar el posteo con esta idea.

Ante la liberación de su deseo, las mujeres prefieren compartir un hombre valioso a sus ojos a que estar clavadas con el que consideran fracasado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s